L̶i̶m̶p̶i̶a̶ ̶c̶u̶l̶o̶s̶, limpia penas

Esas personas, entregan su jornada laboral a sus pacientes. Esos ángeles, se llevan su trabajo y su amor por ellos a casa cuando llega la hora de salir de su trabajo. Esas maravillsas almas, le dan todo lo que tienen en su gran corazón a personas a las que otros han decidido dejar aparcados en una residencia.

Anuncios