Animalistas feat Taurinos


“Debemos aprender a vivir juntos como hermanos

o perecer juntos como necios”.

Martin Luther King, Jr.


Es la canción del verano. Lleva ya mucho tiempo sonando en todos los rincones, pero en los últimos días ha subido como la espuma en las listas de ventas.

Esta subida se ha debido al fallecimiento de Víctor Barrio, de 29 años y torero de profesión. Murió tras recibir una grave cornada. Nada se pudo hacer por su vida. Falleció haciendo lo que más le gustaba, viviendo una vez más su pasión a flor de piel.

Yo me encuentro en el grupo de los animalistas. Adoro a los animales y no me gusta ver sufrir a ninguno de ellos. Mucho menos si se trata de un sufrimiento fruto de un espectáculo taurino. Sí, también soy antitaurina. Pero, antes que animalista y antitaurina, soy humana. Y es por ello que tampoco me gusta ver sufrir ni morir a ninguna persona. 

Ojalá no tuviésemos que entrar en estos debates cada poco tiempo. Ojalá todo fuese diferente. Qué bellos serían los días si los animalistas no tuvieran que desnudarse y mancharse de rojo para manifestar su repulsa ante un acto taurino. Qué bonita sería la vida de todas esas familias que han tenido que llorar la muerte de un ser querido a causa de una cogida. Qué maravilloso sería todo si todos tuviésemos un poco más de conciencia. 

Conciencia por pensar que no merece la pena inculcar a un joven que su futuro está en la arena de una plaza de toros. Sentido común para darse cuenta de que el héroe no es el que se pone ante un toro para dar espectáculo sino el bombero que se juega la vida en cada incendio por salvar vidas desconocidas para él. Moralidad para no alegrarnos de la muerte de una persona tan sólo por dedicar su vida a algo que odiamos. ¡Qué bonito sería todo!

Y es que la canción que debería ser himno del verano -y de todos y cada uno de nuestros días- es la del respeto. Porque en este mundo somos muchos y es imposible que todos estemos de acuerdo con todo. Porque, a pesar de que fulanito de tal gane un jornal por matar animales o menganita sea de otro país y crea en un dios diferente al tuyo, todos somos humanos.

Basta ya de guerras, basta ya de peleas y de odio.

Los animalistas queremos un mundo mejor para los animales. Pero no se puede mejorar algo a base de odio y falta de escrúpulos.

Ojalá todos pensasen como yo. Aunque entonces este blog se quedaría vacío y muerto sin nada que escribir en él. Pero, mientras eso no siga siendo así, no queda otra que respetarnos y no hacer el mundo más feo y oscuro de lo que ya es.

Y entonces, algún día la canción del verano sonará de forma muy diferente.

Anuncios