McDonalización, McMundo y la sociedad actual

mcdonalizacion

Hace poco, leía sobre el fenómeno McDonal’s y la reflexión de su éxito a través de la sociedad actual. La empresa americana de comida rápida tiene repartidos por todo el mundo millones de locales a los cuales, a diario, acuden un gran número de personas a “beneficiarse” de los servicios que se les ofrece. Son muchos quienes hablan de McDonal’s como una empresa que se apoya en los principios del capitalismo y que, más allá de este hecho y dejando de lado el concepto de la empresa como restaurante, es además un ejemplo de la sociedad y sus tendencias.

Hablo pues de la homogeneización que provoca McDonal’s, al igual que otro gran número de empresas, y que nos ofrece hacer siempre lo mismo. Hay quien compara este fenómeno con otras empresas como puede ser Toys R us o bien aquellas agencias de viaje que ofertan viajes organizados, en los cuales todas las personas hacen lo mismo.

Me apoyo en los apuntes de una asignatura ofrecida en la carrera de Comunicación Audiovisual, Creación de Mitos en la Sociedad de Masas, para presentar los cuatro pilares básicos de McDonal’s: eficiencia, cálculo, uniformidad y automatización. Hablamos de eficencia puesto que, cuando alguien va a uno de estos restaurantes, lo que espera encontrar es recibir el menú solicitado de forma rápida y eficaz (supuestamente 50 segundos, cosa que en la realidad, nunca suele ser así). Si a este hecho, le sumamos el hacer partícipe al cliente de la atención al cliente; no solo aglizamos las acciones sino que abaratamos costes (véase, por ejemplo, el que cada cliente recoja su mesa y limpie su bandeja).

Otro de los pilares, el cálculo, se basa en que tienen claro cuánto debe de pesar cada hamburguesa (45.5 gramos), lo que tiene que medir cada una de ellas (10 cm de diámetro), en contenido de grasa de cada pieza (19%) o el grosor de las patatas (7 milímetros). Esto ayuda a que la fabricación de los productos sea rápida, uniforme y automatizada. Vayamos a un local de McDonal’s de Madrid o de Tokyo, sabemos perfectamente qué es lo que nos vamos a encontrar, a qué va a saber la hamburguesa y el coste que tendrá. Hablamos pues de glocalización, adaptando sus principios a cada país o lugar pero ofreciéndonos siempre lo mismo.

Por último, para evitar imprevistos, McDonal’s cuenta con un protocolo de trabajo que hace del trabajo de los empleados un trabajo automatizado, los empleados terminan siendo máquinas dentro de la línea de producción de la empresa. De esta forma, la empresa invierte en máquinas, por ejemplo para servir la bebida, lo cual evita o casi elimina al 100% cualquier error humano. Volviendo a la asignatura que anteriormente comentaba, diremos pues que el trabajo en McDonal’s se convierte en un trabajo ritualizado, en un ritual que se realiza a diario y en todas partes del mundo.

MAutores como Schlosser o Cayo Sastre hablan sobre el concepto McMundo, original de Barber. Hablamos entonces de la sociedad actual, esa que está globalizada de tal forma que todo el mundo conoce y lee los mismos libros, la misma música o consume las mismas marcas de ropa. Se trata de una comunicación global muy potente que consigue, en asombrosos porcentajes, que la mayor parte de la sociedad (sea de donde sea) comparta unos gustos y unas necesidades potenciadas por este marketing que convierte a la sociedad en un McMundo.

El autor Schlosser habla de cómo en Norteamérica se gasta más en restaurantes de este tipo que en cine, educación, ordenadores o revistas. No solo McDonal’s triunfa, sino que es líder de marcas que basan su filosofía en esta estrategia. Como dato representativo, puede decirse que cada año, McDonal’s abre 2000 nuevos locales en todo el mundo.

Por su parte, Barber dice que el poder que ejerce la cultura es mayor que el de la mcdonalización, pero que todo el mundo siente fascinación por la uniformidad que se nos presenta. El hecho de que conozcamos la forma del restaurante, su decoración, sus embalajes, sus ofertas, etc. hace que nos sintamos absurdamente seguros asistiendo a uno de estos locales. Retomando el tema de la automatización, Barber dice que McDonal’s hereda los principios básicos de la cadena de montaje fordista, un cambio potenciado en la producción industrial por Ford. Los empleados que se sitúan en las cocinas de los restaurantes de comida rápida forman una cadena de montaje prácticamente igual a la que nos encontraríamos en la industria automivilística. Trabajan de forma automática, de manera que McDonal’s nos ofrece la seguridad de que, haya quien haya hecho la hamburguesa, siempre sabrá igual.

A pesar de que hoy en día existen diferentes empresas de comida rápida en todo el mundo, todas terminan siendo prácticamente iguales. Tanto Schlosser como Barber utilizan conceptos como teatralización o customización porque plantean que nunca el mercado se pareció tanto a pesar de que nunca hubo tantas cosas sobre las que elegir.

Otros ejemplos pueden ser Burguer King, Starbucks o Dunkin Donuts. G. Ritzer dice que, esta forma de actuar, está afectando a nuestro propio pensamiento. El control exhaustivo en la cadena de producción hay un control sobre los empleados y además, hay un control sobre los consumidores a quien no se le deja elegir. Otro dato interesante es la silla de McDonal’s, la cual está realizada para que resulte incómoda, tratando así de que la gente no dure más de 20 minutos ocupando una de las mesas del local.

41651fcykalRitzer destaca, además, el hecho de que lo auténtico ha sido reemplazado por una copia y que la gente prefiere esa copia rápida y sencilla, viviendo así en un mundo simulado y no en un mundo real. El ejemplo más claro que nos ofrece Ritzer es el de Las Vegas, un pequeño mundo dentro del mundo real, en el cual se reproducen partes de todo el mundo. Así pues, este autor explica cómo las personas van a Las Vegas a ver todo lo que se les ofrece y se quedan estancados en ese mundo irreal, rechazando así la posibilidad de visitar los verdaderos lugares, los alrededores en los que no hay consumo.

Esta comodidad se está llevando, cada vez de forma más extendida, al nivel individual: a nadie se organiza su propia boda, sino que se contrata a una empresa para que se encargue de ello; hay cantidad de personas que tienen un perro pero contratan a alguien para que lo pasee, puedes gastarte el dinero no solo en compras sino también en alguien que te asesore con ellas; incluso, puedes contratar personas que te ayuden en tus relaciones personales. Para Ritzer, estos ejemplos son una pérdida de la frontera individual, la cual nos lleva a un vacío total y a la pérdida de la propia identidad.  Para él, al final el capitalismo busca que cada individuo se gaste en su totalidad su salario en consumo en gran parte absurdo.

Para ir contretando y finalizando con esta reflexión, resumir que el término McDonalización sería la aplicación del modelo de negocio de estos restaurantes a la gestión de la vida propia, de tal manera que se puede tener cualquier cosa de forma rápida, con resultado idéntico y a cualquier hora. Así pues, la eficacia consiste en una serie de pasos y métodos que consiguen que asociemos la rapidez con lo positivo, lo más rápido será lo mejor. Este hecho es tremendamente llamativo ya que, en el caso de estos restaurantes, el tiempo que ganamos en esperar por nuestra comida, lo tardamos en desplazarnos a dicho local (muchos de ellos se encuentran en zonas de centros comerciales o a las afueras de las ciudades. Por otro lado, la cuestión de lo predecible hará que nos conformemos con un mundo donde nada es ni original ni novedoso, y que todo ello nos lleva al control que por una parte tenemos en una plantilla de empleados.

Por último, valorar las ventajas e inconvenientes de este hecho. Si hablamos de ventajas, podemos decir que nos ahorramos en costos y, por tanto, la empresa puede tener buenos beneficios; pero, como inconveniente, hablamos del punto de vista individual, el cual no termina siendo tan rentable. A pesar de que nos pueda resultar barato el hecho de ir a comer allí, siempre es más caro que la comida casera, además de tener un coste medioambiental y de salud mucho más grande.

Así pues, podemos decir que la McDonalización consigue deshumanizarnos y convertirnos en máquinas que no pueden elegir.

Anuncios

Un comentario en “McDonalización, McMundo y la sociedad actual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s