Entrevista a Mar Coll

FOTOGRAFÍA: Lucía F. Costa

Esta joven catalana se ha abierto camino en el mundo del cine con su película Tres dies amb la família (Tres días con la familia), la cual ha recibido premios tan honoríficos como la Biznaga de plata en el Festival de cine español de Málaga, el Premio Gaudí o el Goya 2010 a la mejor dirección novel.

Salió de su escuela de cine, la ESCAC (Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya), con un gran cortometraje  bajo el brazo, La última polaroid. Los créditos del corto dictaban “a Valentina” mejor amiga y guionista en su película.

Más tarde, y con la ayuda de la ESCAC, consiguió rodar su película. Un film lleno de sentimientos, emociones y realidad. La realización de esta película ha sido un gran mérito para todo el equipo, del cual un gran número de personas se enfrentaba a su primer rodaje profesional.

¿En algún momento llegaste a temer que surgieran problemas o retrasos por la inexperiencia del grupo de rodaje?

Obviamente si que cometíamos muchos más errores o tardábamos más, seguramente. Pero esto estaba completamente compensado con la ilusión que teníamos todos por tener la oportunidad de hacer una cosa que es tan complicada como hacer una película. Todos teníamos unos cargos de responsabilidad super importantes y muy difíciles de obtener a nuestra edad, con lo cual la implicación personal que había, la ambición de hacer de nuestro proyecto lo mejor posible y la ilusión de la primera vez yo creo que funcionaron como motor y compensaron de sobra. Yo creo que en éste caso, la inexperiencia fue algo mucho más positivo que negativo.

Todo el mundo sentía el proyecto muy suyo; si hacía falta meterle más horas, más energía o comer más tarde todo el mundo aceptaba. Cuando llevas hechas varias películas eres más profesional, pero probablemente hayas ido perdiendo ilusión.

Con ésta primera película has recibido premios tan importantes como el Goya … ¿te esperabas algo así? ¿Es una meta que todo director de cine se marca?

Los premios son señales de que la película ha funcionado, ha gustado; que es lo que realmente te importa como director. Obviamente la esperanza de ganar premios con el fin de ver el reconocimiento, está. Pero esto no significa que todo lo organices y lo plantees para ganar premios. Pero yo creo que es importante. Me suelen hacer mucho esta pregunta y siempre digo que no es que me lo imaginara, ¡es que lo deseaba!.

En el mundo del cine hay que ser ambicioso, hay que pensar que la película sirve. Aunque fuéramos un equipo de novatos, aunque yo tuviera mil inseguridades y todo lo que quieras, hay que querer hacer una película que funcione, de primer nivel, ¡como las demás!. Entonces, la ambición de ganarlo estaba, no concretamente un Goya ni el Gaudí, eso ya … ya da un poco igual.

 

Muchos directores, comentan que utilizan ciertos trucos o métodos para conseguir exprimir al máximo lo que quieren de cada actor. ¿Utilizaste alguna táctica concreta para manejar a los actores?

Pues … (pensativa) no tengo así ninguna anécdota que yo ahora mismo recuerde. Pero lo que si que es obvio es que te adaptas a cada actor, no son todos igual. Por ejemplo a Nausicaa (Nausicaa Bonnín, Léa en la película) la tenía muy marcada, muy contenida. Como tenía más o menos mi edad durante el tiempo de trabajo yo marqué una distancia bastante amplia y establecí una relación vertical, de director a actor. La ponía en una situación un poco incómoda y entonces me daba éste papel, un personaje como más contenido más incómodo. No es que la tratara mal, pero si que mantenía cierta distancia o no era especialmente cariñosa con ella para que no se relajara. La tenía en una situación a la pobrecita … (risas).

En cambio a Eduard (Eduard Fernández, Josep María en la película) pues casi pasaba al revés. Es un poco inconscientemente, te vas adaptando a cada actor de la manera que más te conviene.

En el cine, como en todo lo demás, se han marcado unos estereotipos o prejuicios que la gente utiliza para generalizar cuando hablan de “americanadas”, “españoladas” … ¿Hasta qué punto crees que estos pensamientos nos pueden ayudar? ¿Realmente hay que tomárselos enserio?

Es algo inevitable … yo como espectador también tengo un montón de prejuicios. Veo el póster y ya tengo unos cuantos, veo un actor y digo “uy pues esta película va a ser así …”. A no ser que te lo desmienta alguien que confías en que la haya visto y tenga un buen criterio, los prejuicios van a seguir ahí. Inevitablemente hay unos códigos, unos géneros que puedes intuir si te has visto ya muchas de ese estilo cómo va a ser.

Concretamente, en cuanto a la etiqueta de cine español, si que para mi es un poco incómodo porque yo no se a que se refiere la etiqueta de cine español … Me parece que no tiene nada que ver REC con La mujer sin piano, Ágora o Los abrazos rotos ¿no?. No se pueden agrupar en ningún grupo más que cine español, con lo cual, como cualquier cinematografía del mundo me parece que es muy heterogénea y no entiendo muy bien la etiqueta.

“Cuando llevas hechas varias películas

eres más profesional, pero probablemente

hayas ido perdiendo ilusión”

Parece ser que vas a empezar con nuevos proyectos como, por ejemplo, en la ESCAC …

Si, estoy empezando a vincularme bastante a la escuela, ahora por el momento, a través de algunas tutorías de proyectos; más bien en la parte práctica y todavía no tanto en la parte teórica. La política de la escuela es seguir vinculando a los graduados con los alumnos que están cursando. Yo tuve a Jota (Juan Antonio Bayona) de profesor cuando tan sólo había hecho un videoclip. No era nadie aún, tan sólo había hecho eso y un único corto. Además yo me siento muy vinculada sentimentalmente a la escuela, por lo que estoy encantada de pasarme por allí y ayudar en todo lo que pueda para que siga funcionando. Es una forma chula de ganar dinero con el cine sin tener que hacer algo que no te gusta como publicidad, que a mi especialmente no me apetece tanto. Sin embargo dar clase si que me parece estimulante, me da miedo pero …

¿Y algún otro proyecto en mente …?

Estoy escribiendo con Valentina, que ya ha sido guionista de Tres días con la familia; estamos con un guión de largometraje. Es todo un poco imprevisible, no se puede “calendarizar” la aparición de un guión porque igual llegas a una situación sin salida y empezar y volver a empezar como de repente se aclara todo y sale algo bueno. Pero bueno, bien, ¡ilusionada!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s