Adiós a un Premio Nobel.

Este es uno de esos artículos que nos gustaría no tener que escribir pero que son totalmente merecidos. Y es que, ayer al medio día falleció José de Sousa Saramago, novelista, poeta y, antes de nada, pobre. Era considerado como el escritor portugués contemporáneo más hispano de la historia.

Como todo gran escritor, fue consagrado con el Premio Nobel la literatura en 1998, proclamándose como el único representante de la literatura portuguesa en conseguirlo. Era un hombre polifacético que tocó la novela, la poesía, el drama y el periodismo. Era, es y será considerado como uno de los referentes de la literatura contemporánea, con obras como Levantando do chao, su primera gran obra, o O Ano de 1993 (1975). En sus propios ojos no se veía pesimista: “no soy un pesimista, sino un optimista bien informado”. (1980), su primera gran obra, o

Pasó de ser cerrajero a ser un Premio Nobel. su mayor ilusión era ser escritor. En 1947 publicó su primera novela, Tierra de pecado. Por esa época prendió en él la conciencia política. Formó parte del Partido Comnista Portugués.  Comunista convencido, sufrió la persecución en su país del régimen de Salazar. Su última causa fue la del juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón.

“No creo en Dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona”. Así se mostraba el propio Saramago al hablar de las religiones tras levantar más de un dolor de cabeza en el Vaticano con la publicación de ‘El Evangelio según Jesucristo’ (1991), la cual fue vetada en 1992 en su propio país.

Saramago tenia bastante conocimiento del poder que con el que se ha hecho la red para difundir cualquier idea, por lo que se creó su propio blog.  Fue “un en septiembre de 2008 comenzó a espacio personal en la página infinita de Internet”, comentaba el propio Saramago.

Falleció en su residencia de Tías, en Lanzarote. Una leucemia crónica ha acabado con la vida del embajador de las letras lusas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s